Luego que la pasada semana, dos vicepresidentes del Banco Occidental de Descuento (BOD) fueran imputados por el Ministerio Público por estar presuntamente involucrados en distracción de recursos en provecho de un tercero, en este caso la esposa del preso político Leopoldo López, Lilian Tintori, a quien se le incautaron Bs 205 millones en un auto de su propiedad, la entidad bancaria decidió pronunciarse.

En un comunicado divulgado por su centro de noticias la entidad señala que la institución abrió una investigación sobre los hechos y que los dos vicepresidentes se mantienen al frente de sus cargos, mientras se realizan las averiguaciones. Además califica de usual que algunos clientes demandan grandes sumas de dinero en cash.

La entidad refiere que vistos los hechos recientemente acaecidos relacionados con una suma de dinero en efectivo que fue incautado en un vehículo de la propiedad o relacionado con Tintori, informan lo siguiente:

1.- El Banco inició una investigación exhaustiva de los hechos a través de las Unidades competentes, con la finalidad de coadyuvar con los Órganos de Regulación Bancaria y Organismos de Seguridad del Estado en el esclarecimiento de los hechos.

2.- Los funcionarios del Banco que resultaron impuestos de una medida cautelar de presentación y prohibición de salida del país, con el objeto de facilitar las investigaciones del caso, actualmente se encuentran al frente de sus respectivos cargos, ejerciendo sus funciones ordinarias con total normalidad y acatando la medida que les fuera impuesta para colaborar plenamente en las investigaciones respectivas.

3.- El BOD mantiene la prestación continua de servicios a sus usuarios con absoluta normalidad y solo con el objeto de evitar confusiones y posibles interpretaciones alejadas de la realidad que causen incomodidades y molestias, informa a sus usuarios y público en general lo siguiente:

  1. a) Las operaciones de retiros de efectivo pueden llevarse a cabo con total normalidad, siempre que se realicen con apego a las normas legales aplicables y los lineamientos del Ejecutivo Nacional, debidamente instruidos a través de los Órganos de Regulación Bancaria.
  2. b) El Banco maneja un promedio de Bs 3 mil millones de operaciones en efectivo diariamente, y es usual que ciertos clientes que requieren de pagos programados demanden importantes sumas de efectivo en razón de las actividades que llevan a cabo, como por ejemplo el pago de nómina de trabajadores no bancarizados o la compra de materia prima e insumos en el sector agrícola y pecuario.
  3. c) El Banco dispone de controles que apuntan a determinar el origen legítimo de los fondos en efectivo que recibe en las cuentas de sus usuarios, así como registros y controles sobre los fondos en efectivo que salen del Banco y la identificación de las personas que los retiran. Sin embargo, ni el BOD ni ninguna institución financiera en el mundo, dispone de mecanismo de control, auditoría o monitoreo alguno sobre el uso que los clientes u otros usuarios dan a los fondos en efectivo retirados del Banco. Por lo tanto, el Banco no es responsable del uso ilegítimo que pudieran hacer los clientes u otros usuarios con los fondos en efectivo retirados del Banco.

4.- En estos momentos, el BOD continúa llevando a cabo muy activamente todas las diligencias de investigación y auditoría que el caso en comento requiere, en constante y estrecha colaboración con los Organismos de Regulación Bancaria y los Cuerpos de Seguridad del Estado y continuará ofreciendo a éstos todo el apoyo, la colaboración y el soporte que sea necesario para determinar los hechos ocurridos, los actos ilícitos que pudieran haberse cometido y los responsables de los mismos.

Los ejecutivos del BOD imputados por presuntamente en el delito de distracción de recursos de una institución bancaria en provecho de un tercero fueron Junior Fructuoso Márquez Ramírez, de 67 años de edad, y Luis Antonio Llavanero, de 53, vicepresidentes de Operaciones Interbancarias y de Operaciones y Servicios, respectivamente.

Los elementos de convicción fueron presentados en la audiencia por la fiscal auxiliar de la Sala de Flagrancia del Área Metropolitana de Caracas (AMC), Keila Acosta, ante el Tribunal 2° de Control del Área Metropolitana de Caracas, que a su vez dictó medidas cautelares contra ambos ejecutivos.

De acuerdo a la investigación preliminar, Márquez Ramírez y Llavanero  “se aprovecharon de sus cargos y las funciones asignadas, para permitir el ingreso y/o salida de altas sumas de dinero en efectivo”.

Tintori también fue imputada el 1 de septiembre por la tenencia de esa cantidad de efectivo.

Menú de cierre