En medio de la carestía que vive el país y la escasez de rubros básicos, el gobierno asegura que a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) suple las necesidades de millones de familias, más de 6 millones, pero el Jefe jefe del Centro Nacional de Control de estas instancias aseguró que los mismos son solo para los “más vulnerables”.

En una nota de El Universal, Bernal aclaró que las cajas de los Clap son solamente para los sectores “más vulnerables” de Venezuela, porque “las clases media y media alta tienen recursos suficientes para comprar en el mercado normal venezolano, e incluso traerlos importados. El esfuerzo del Gobierno tiende a proteger a los más desposeídos de la población”, explicó.

Además, anunció que los Comités Locales de Abastecimiento y Producción contarán con un fiscal que, junto a la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) y organismos del Estado, “supervisará y enfrentará el acaparamiento, la especulación y el alto costo de la vida”.

Por otra parte, Bernal aseguró que el  Plan de Agricultura Urbana para la producción de proteína de cerdo, conejo, gallina y pollo de engorde contribuirá a fortalecer las políticas que practica el Gobierno Nacional para “brindar alimentos al pueblo”.

“Estamos trabajando seriamente (en el plan) y vamos a exponerlo con todos su detalles en su momento (…), (además del) impacto positivo que vamos a tener. Lo estamos considerando como una alternativa en el plan de proteína animal”, expresó.

En cuanto al diálogo entre el Gobierno Nacional y la oposición, el jefe de los Clap felicitó al presidente de la Asamblea Nacional (AN), Julio Borges, por dialogar y no pedir sanciones en contra del Estado venezolano en los países de Europa. “Tanto dar vueltas para llegar a la mesa con los representantes” del Ejecutivo.

No obstante, afirmó que Borges debería “estar preso” por ser “culpable de traición a la patria”.

Menú de cierre