Un nuevo “episodio” caldea el choque entre el Poder Ejecutivo y Judicial con la Fiscalía General de la República. Este último organismo ha decidido dar un paso en contra de un funcionario que hasta hace nada era de los de más alta estima del presidente Nicolás Maduro: el  otrora comandante de la Guardia Nacional Bolivariana, Antonio Benavides Torres. El Universal con el reporte.

Acción. El Ministerio Público (MP) imputó al ex comandante general de la Guardia Nacional Bolivariana y actual jefe del Gobierno del Distrito Capital, Antonio José Benavides Torres, de “la presunta comisión de graves y sistemáticas violaciones a los derechos humanos cometidas durante las manifestaciones ocurridas en el país desde hace más de 80 días”.

Alegatos. El MP indica que “en una gran cantidad de estos hechos se ha evidenciado el uso excesivo de la fuerza en la represión de las manifestaciones, empleo de armas de fuego no autorizadas, la indebida aplicación del equipo suministrado, tratos crueles y torturas a personas aprehendidas, así como allanamientos sin orden judicial y daños a la propiedad, entre otras situaciones”.

Cita. Atendiendo los hechos, el Ministerio Público citó a Benavides Torres a comparecer ante el fiscal 49º nacional, Oliver Uribe Pinto, el próximo 05 de julio a las 10:00 de la mañana.

Detalles. De acuerdo a la Fiscalía, Benavides Torres “deberá presentarse acompañado de su abogado defensor, quien previamente debe ser juramentado ante un tribunal de primera instancia en funciones de control del Área Metropolitana de Caracas”.

Balance. El Ministerio Público indicó que “hasta la fecha realizan 450 investigaciones por presuntas violaciones de derechos fundamentales. De estos casos se han registrado 23 personas fallecidas y 853 lesionadas atribuidas a funcionarios policiales o militares”.

Advertencia. En el marco del forcejeo entre poderes, la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, ha advertido un posible aumento de las arremetidas del Gobierno en los próximos días después de la reciente aprobación de una sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (controlado por Maduro) que resta competencias al Ministerio Público para concederlas a Tarek William Saab, defensor del Pueblo. “Esa sentencia quizás es para acomodar decisiones que interesen a un grupo o a un sector, alguien quiere investigaciones penales a su medida… Ahora, por supuesto, la represión irá en aumento. ¿Esta sentencia será acaso para justificar la violación de los derechos humanos?”, dijo.

Antecedentes. Benavides Torres comandó la Guardia Nacional hasta el 20 de junio cuando fue removido por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, para presidir el Gobierno del Distrito Capital, instancia creada en 2009 por el expresidente Hugo Chávez que restó competencias a la opositora Alcaldía Metropolitana de Caracas. Hace dos años, el militar fue sancionado por el Gobierno de Estados Unidos por comandar las represiones contra manifestantes en 2014.

Menú de cierre