El Gobierno nacional ha pregonado la existencia de un bloqueo internacional que había agravado sus finanzas, pero logró pactar con una de las bancas de inversión más poderosas del mundo: Goldman Sachs, la venta de bonos de Petróleos de Venezuela (Pdvsa). En un reporte de El Mundo Economía y Negocios se reseñan las características de la operación.

Cantidad. El Banco Central de Venezuela (BCV) vendió al grupo Goldman Sachs bonos de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) por un monto de $2 mil 800 millones. La banca de inversión adquirió los títulos emitidos por la estatal petrolera en 2014 con vencimiento en el año 2022.

Desventaja. Al conocerse la transacción, los especialistas destacaron que la venta supone una desventaja para la República, pues el BCV entregó bonos con un valor de Bs 2,8 millardos, pero con un descuento de 69%, por lo que apenas recibió un total de $865 millones, o 31 céntimos por dólar.

Intermediario. Según información de tres operadores del sector financiero conocedores de la negociación afirmaron que el BCV no vendió de forma directa estos papeles al banco estadounidense.”Los intermediarios están en Europa”, apuntó una fuente de Goldman Sachs, sin dar más detalles por no estar autorizada para hablar de la transacción públicamente.

Análisis. El economista y director de Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, dijo que el Gobierno necesita dólares para liquidar el nuevo Dicom, en medio de una campaña para la Asamblea Nacional Constituyente. “La expectativa de GS (Goldman Sachs) es lo de menos. Lo que es clave es toda la operación que hizo BCV, con sus implicaciones para la República”, dijo Oliveros tras afirmar que la sanción  de esta operación por parte de la Asamblea Nacional es sólo política.

Parlamento. La operación fue duramente criticada por la Asamblea Nacional por considerar que “la entidad ofreció alivio financiero al Gobierno de Nicolás Maduro”. En una misiva a la banca de inversión, el presidente de la AN, Julio Borges indicó: “Me preocupa y me indigna que Goldman Sachs haya decidido entrar en una transacción de compra de bonos con Nicolás Maduro, que proporciona un alivio financiero a su régimen autoritario que sistemáticamente viola los derechos humanos”.

Realidad. Para los especialistas, la operación no fue transparente, por lo bajo del precio, y expone la poca liquidez del gobierno venezolano en divisas en un momento clave. “La operación con Goldman Sachs denota una ausencia de liquidez de divisas y demuestra que el Gobierno tiene que recurrir a la venta de títulos de valores que ha venido acumulando el BCV para realizar operaciones financieras de este tipo”, advirtió la economista Tamara Herrera.

Mercado. Para Henkel García, director de Econométrica, la operación reveló la complejidad de la situación que atraviesa el Gobierno y la necesidad de ayuda financiera internacional. “Esto es un daño patrimonial“, aseguró al destacar “el remate” que supone vender el bono con tanto descuento. “Uno puede entender que el Gobierno está necesitado, pero una economía sensata hubiese acudido al Fondo Monetario Internacional (FMI)”, dijo.

Originally posted 2017-05-31 09:50:18.

Menú de cierre