En una sesión especial, la Asamblea Nacional (AN) procedió a cumplir el pedido de la fiscal Luisa Ortega Díaz, de ratificar la designación de Rafael González como vicefiscal de la República, luego de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) lo destituyera de manera ilegítima.

En un reporte de El Nacional, se indica que el Parlamento, por unanimidad, basado en la atribución que le delega el artículo 25 de autorizar la designación del vicefiscal, procedió a aprobar su nombramiento, en presencia de Ortega Díaz, quien acudió al hemiciclo protocolar a formalizar la petición.

 El parlamentario Juan Miguel Matheus dijo que la decisión además está respaldada en el artículo 333 de la Constitución, que les permite desconocer la decisión del TSJ. “Lo que quieren es controlar la acción penal para continuar la salvaje represión y la detención ilegal de la disidencia”, explicó.

Por otra parte, rechazó que Pedro Carreño intentara solicitar la remoción de la fiscal por insania mental: “El único órgano competente para aprobar junta médica y su dictamen o remover a la fiscal general es esta Asamblea Nacional”.

Al debate asistieron además de Ortega Díaz, el diputado del chavismo, Germán Ferrer, y la ex defensora Gabriela Ramírez.

La Fiscal ofreció un discurso en el que reiteró que las instituciones deben estar al servicio del Estado y no de parcialidad alguna.

 “El Ministerio Público y la Asamblea están legitimados y están al servicio del Estado, pero he acudido porque la Ley Orgánica del Ministerio Público señala que dentro de las atribuciones del fiscal general, como es normal, él elige a los funcionarios que lo acompañan (…) Estoy aquí para solicitarles a ustedes que ratifiquen al doctor Rafael González en su cargo”, dijo.

Ortega Díaz agregó que el fin del Estado debe ser la protección de las personas: “Garantizarles sus derechos, procurar la paz y una institucionalidad en función de esos fines. Las instituciones del Estado no pueden violar los derechos humanos ni crear crisis que afecten sus cometidos. Sus intervenciones deben ser pacíficas, deben buscar generar consensos y mermar las situaciones de conflicto. Ojalá mi presencia hoy en la Asamblea Nacional sea también para eso, para cumplir los fines sagrados del Estado”.

La fiscal exhortó a acabar con la violencia, no solo la institucional, sino también la de la calle: “Es necesario reencontrarnos, abrazarnos y unirnos en función del país, en función de resolver los grandes problemas que tiene este país”.

En su intervención en la AN, sostuvo que se deben retomar las vías institucionales y electorales, y tiene que ser lo más pronto posible, para reducir la violencia y evitar que haya más muertes.

“Todas las instituciones del Estado deben cumplir con su rol, los estoy llamando diputados a que juntos luchemos por eso”, dijo.

Menú de cierre