La próxima semana la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) iniciará su actividad legislativa, luego de asumir las funciones de la Asamblea Nacional. De acuerdo a la programación, los debates iniciarán con Ley Constitucional Contra el Odio, la Intolerancia y por la Convivencia Pacífica, instrumento que usará la Comisión de la Verdad para castigar lo delitos políticos en el país. AVN tiene el reporte.

Anuncio. Se estima que para la próxima semana la ANC inicie el debate de la Ley Constitucional Contra el Odio, que sancionará con multas y penas judiciales a quienes incurran en el delito de agredir a otra persona por pensar o ser distinto. La información la ofreció el primer vicepresidente de esta instancia, Elvis Amoroso.

Alcance. Entre sus disposiciones generales, el proyecto de Ley de 13 artículos estipula qye su objeto es “contribuir a generar las condiciones necesarias para promover y garantizar el reconocimiento de la diversidad, la tolerancia y el respeto recíproco, así como para prevenir y erradicar toda forma de violencia política, odios e intolerancias, a los fines de asegurar la efectiva vigencia de los derechos humanos, favorecer el desarrollo social, preservar la paz y la tranquilidad pública y proteger a la Nación”.

Prohibición. El Artículo 6 del borrador establece la “prohibición de mensajes de intolerancia y odio. Se prohíbe toda propaganda a favor de la guerra y toda apología del odio nacional, racial, religioso, político y de cualquier otra naturaleza que constituya incitación a la discriminación, la hostilidad, la intolerancia o la violencia”.

Concesiones. “La difusión de estos mensajes (odio e intolerancia) por los prestadores de servicio de radio y televisión será considerada como causal de revocatoria de la concesión, de conformidad con lo previsto en la Ley de Responsabilidad Social en Radio, Televisión y Medios Electrónicos (ley Resorte)”.

Castigo. En el caso de los medios electrónicos la difusión de los mensajes a que hace referencia la norma dará lugar al bloqueo de los portales, sin perjuicio de la responsabilidad penal y civil a que hubiere lugar”.

Delitos. El artículo 13 del borrador, señala los hechos punibles: “Quien públicamente fomente, promueva o incite al odio, la discriminación o la violencia contra una persona, en razón de su pertenencia a determinado grupo racial, religioso, político o cualquier otra naturaleza, basada en motivos discriminatorios, será sancionado con prisión de 10 a 15 años”. Además se especifica que “será considerado como un agravante de todo hecho punible que la conducta típica sea ejecutada en razón de la pertenencia de la víctima a determinado grupo racial, religioso, político o de cualquier otra naturaleza basada en motivos discriminatorios. En estos casos la sanción aplicable será el límite máximo de la pena establecida para el hecho punible correspondiente”.

Penas. El constituyente precisó que las propuestas sobre las penalizaciones aún están en discusión con autoridades del Ministerio Público, del Tribunal Supremo de Justicia y de los cuerpos de seguridad del Estado, entre otros organismos.  “Hay que revisar lo que tiene que ver esta ley constitucional con otras leyes que podrían tener alguna similitud, como la Ley Contra la Delincuencia Organizada, para que no coincidan”, explicó.

Declaración. Amoroso detalló que la ley consta hasta los momentos de 13 artículos, de los cuales 6 corresponden al objeto, valores y principios. “Lo que buscamos es que sea una ley de aplicación inmediata que sirva para la administración de justicia, con pocos artículos, verdaderamente contundentes. Tendrá un reglamento y una comisión que será nombrada a través de la misma ley para motorizar las acciones de su aplicación”.

Comisión. En ese sentido, el borrador indica que la Comisión para la Promoción y Garantía de la Convivencia Pacífica, “diagnosticará, organizará y formulará las directrices de la política pública destinada a promover y garantizar el reconocimiento de la diversidad, la tolerancia y el respeto recíproco, así como para prevenir y erradicar toda forma de violencia política, odios e intolerancias”.

Menú de cierre