La encuesta de coyuntura industrial del primer trimestre de 2017, desnudó la grave crisis del aparato productivo nacional. En una nota de El Mundo Economía y Negocios se divulgan los resultados de la medición a pesar de las promesas del Gobierno en mejorar las condiciones empresariales.

Muestra. El presidente de la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria), Juan Pablo Olalquiaga, explicó que la encuesta fue aplicada a 2 mil 241 empresas agremiadas en abril pasado.

Afectación. El estudio arrojó que 44% del parque industrial de Venezuela, un aproximado de 1.050 empresas, considera que podría dejar de operar en un máximo de dos años si las condiciones económicas actuales se mantienen. “De darse esta situación, podría profundizarse la situación de escasez que viene afectando severamente a la población desde 2014″, subraya el informe.

Sector. Conindustria reveló que el 100% de las empresas procesadoras de alimentos redujo su producción en los primeros tres meses del año, hecho que podría agudizar la escasez de comida en los próximos meses de no tomarse las medidas económicas necesarias.

Rubros.  Un comportamiento negativo similar enfrentaron los sectores de pulpa, papel y madera; caucho y plástico; productos no metálicos y automotor. Muebles, repuestos de maquinaria y otras industrias de manufactura reportaron una caída de 88% en su actividad productiva; textil y calzado, 87% y productos químicos y farmacéuticos, 75% menos.

Baja. Al observar la variación en el volumen de producción, se observa que 84% de las empresas afirman que disminuyeron sus operaciones; 6% dice que aumentó poco y para el restante 9% se mantuvo igual.

Ventas. Ante la caída productiva, las ventas sufrieron una contracción muy parecida pues 80% de las empresas encuestadas respondió que cayeron en el primer lapso del año versus el mismo período de 2016 y sólo 11% logró un incremento de sus colocaciones en el mercado

Empleo. Como resultado de la caída de la producción y las ventas, el empleo también se vio afectado al punto que 70% de quienes respondieron el cuestionario afirmaron que disminuyó; para 27% se mantuvo igual y apenas 3% refleja que aumentó poco.

Factores. Entre los elementos que restringen las posibilidades de incrementar la producción nacional, destacan la incertidumbre en el escenario político e institucional; la baja demanda, la falta de disponibilidad de divisas y el acceso a proveedores de materias primas.

Capacidad. Por las razones expuestas, en el primer trimestre de este año la industria utilizó apenas 32,4% de su capacidad instalada, lo que representa una disminución de 3,9% con respecto al mismo lapso de 2016.

Inflación. Las empresas además aseguraron que sus costos de producción se han incrementado 731%, lo que revela que también la industria ha experimentado el impacto de la inflación en el país.

Propuesta. Conindustria ha venido señalando que para incrementar el abastecimiento y el empleo en el país, así como para generar prosperidad, es indispensable la creación de un clima de confianza que atraiga la inversión privada. Asimismo, el gremio está trabajando actualmente en la definición de una propuesta contentiva de 7 políticas públicas que permitirían la creación de 30.000 empresas, que generarían miles de puestos de trabajo y bienestar y progreso para el país.

Menú de cierre