En el marco de una fuerte escasez de divisas y la búsqueda de ingresos por parte del Gobierno, el vicepresidente de Planificación, Ricardo Menéndez, anunció que mediante la alianza entre China y Venezuela se invertirán $4 mil 250 millones en dos proyectos, uno para incrementar la producción conjunta de crudo y otro orientado a fortalecer la infraestructura así como el equipamiento para la extracción de petróleo pesado de la Faja Petrolífera del Orinoco.

En una nota de El Universal, Menéndez precisó que  construirán una refinería en la provincia china de Cantón con capacidad para procesar  400 mil barriles diarios de petróleo proveniente de la Faja “lo cual es un tema estratégico…  desde el punto de vista del desarrollo del país”.

Destacó el representante del Ejecutivo que el incremento de la producción petrolera en total son 325 mil barriles producto de los financiamientos que se concretaron que superan los $2 mil 800 millones.

Explicó que una parte del aumento provendrá  de Petrosinovensa que pasará de producir  165 mil barriles a 230 mil barriles diarios en tanto que, en el caso de la empresa mixta chino-venezolana Petrozumano se están suscribiendo gran parte de los acuerdos que llevarán a 15 mil barriles adicionales su producción.

El resto del crudo estará vinculado con el tratamiento integral de más de 300 pozos en Ayacucho en la Faja Petrolífera del Orinoco que permitirán incrementará 150 mil barriles y, adicionalmente, 61 mil barriles vinculados con la reconexión de pozos en el occidente de Venezuela  específicamente en el Lago de  Maracaibo.

En materia de la infraestructura resaltó que el Puerto de Aguas Profunda de Araya, estado Sucre, es un tema de amplia importancia estratégica y permitirá que los buques de gran calado que tiene que ver con todo el comercio de petróleo de Venezuela con Asia y otras partes del mundo. Además, tendrá una la capacidad de almacenaje de más de 20 millones de barriles, que aseguró fortalecerá la soberanía  del país y permitirá soportar los vaivenes de la guerra de precios.

Precisó el funcionario que este proyecto tiene un costo de 1.450 millones de dólares. Por China participan distintas empresas en tanto que, por Venezuela “hay distintas fuentes de financiamiento con las que cuenta el Estado venezolano… a partir de su solvencia y fortaleza”, aseguró.

Según cifras oficiales hasta la fecha China y Venezuela han invertido más de 62.000 millones de dólares en el desarrollo de 790 proyectos de los cuales algunos han finalizados y otros están en plena ejecución.

Del referido monto  20.000 millones corresponden al Fondo Conjunto, creado en el 2008, y 42.000 millones del Fondo Pesado y a Largo Plazo, iniciado en el 2010.

Menú de cierre