Por una Comisión por la Justicia y la Verdad de 1998 a 2016

La Comisión por la Justicia y la Verdad (2013) integrada por los miembros de la Fiscalía General de la República de Venezuela, busca esclarecer los casos de desapariciones y crímenes cometidos entre 1958-1998 y luego de cuatro años de funcionamiento se encuentra en la elaboración de un Informe Final sobre los casos de violación a los Derechos Humanos. En declaraciones recientes uno de sus miembros reveló que hasta 2016, la Comisión registraba más de diez mil casos de desapariciones, asesinatos y torturas por razones políticas, datos que surgen de la investigación y la desclasificación de documentos encontrados en los archivos de los tribunales militares y en los centros de operación de la policía de esos años.

Sin embargo, resulta necesaria una Comisión por la Justicia y la Verdad que investigue los casos de desaparición y crímenes cometidos entre 1998-2016 en el contexto venezolano, en el que el Sistema de Justicia mantiene una deuda histórica de eficiencia, transparencia y probidad. Según Allen (1999) las Comisiones para la Verdad han surgido en África y América Latina como alternativas ante gobiernos que han vulnerado los Derechos Humanos de sus Ciudadanos, ante la necesidad sentida de reconocimiento y revelación pública de la Verdad, de modo que las nuevas democracias puedan establecer su legitimidad y conseguir consenso político al diferenciarse simbólicamente de un pasado vulnerador de los Derechos Humanos. Donde la prosecución a través del Sistema Penal de Justicia, como los juicios realizados en el pasado en los países europeos, pudiera amenazar a la Democracia al generar hostilidades y divisiones entre los Ciudadanos; mientras que una Ley de Amnistía, no permitiría condenar penalmente a los Ciudadanos implicados.

De interés  8 claves para ayudar a los niños ante la violencia sociopolítica actual

En contextos de recientes transiciones a la Democracia, la Justicia transicional y las Comisiones por la Verdad y la Justicia han reportado una serie de beneficios colectivos como promover la catarsis individual, la reconciliación nacional (sanación colectiva), el reconocimiento del daño a las víctimas y la asistencia para confrontar y trascender sus traumas, la reparación y rehabilitación de las víctimas, la revelación pública de la verdad, así como forzar a los perpetradores a enfrentar la naturaleza de sus acciones y hacerse responsables, todo esto como prevención para que un pasado no resuelto contamine las relaciones sociales en el presente. Sin embargo, para Allen (1999) una reconciliación moral requiere del reconocimiento de la Verdad y la Justicia, por lo que en su consideración las Comisiones de la Verdad y la Justicia deben combinar ambos propósitos o principios: Justicia y Reconciliación (Unidad social /cohesión).

Porque ambos propósitos Justicia y Unidad social son valiosos y reivindican las lealtades de los Ciudadanos en situaciones de transición democrática; donde una Ley General de Amnistía que busque solamente la Unidad nacional, la Paz y la Reconciliación social de los ciudadanos es inaceptable, al sacrificarse el valor y la importancia de la Justicia (Allen; 1999). Porque buscar formas de Unidad y Reconciliación que sean compatibles con la Justicia, son preferibles a otras formas de cohesión social que no lo son, pero además alega razones del contexto de Sud África también aplicables a la realidad venezolana, donde se evidencia … “el papel de la falta de respeto por la justicia y los derechos individuales en la historia…” (ibid; p. 352).
Porque es a través de la Comisión para la Verdad y la Justicia que se tiene la oportunidad única para trabajar en pro de una cultura política que sea hostil a la crueldad, humillación e injusticia institucionalizada. Asimismo, funciona como una forma de reeducación en el ámbito legal y el Estado de Derecho, donde el rol de una Comisión de la Verdad y la Justicia sería el de colectar información confiable acerca de lo que los miembros del grupo político en el poder estaban dispuestos a hacer para defender sus intereses y como justificaron sus acciones, lo que puede ser utilizado con fines de reflexión moral y Formación Ciudadana.

De interés  Causas y consecuencias de las sentencias del TSJ: Algunas especulaciones

Las Comisiones para la Verdad y la Justicia generan muchas expectativas relacionadas con la identidad, cohesión y Reconciliación social, sin embargo, la finalidad principal es la promoción de la lealtad a la Justicia, al respeto a los Derechos Humanos, al Estado de Derecho y al marco de la Democracia Constitucional, al establecer consensos en torno a lo intolerable y a las injusticias. Asimismo, Allen (1999) contribuye aportando nociones diferenciadas de la Justicia como: (i) una forma de reconocimiento de la igualdad de la dignidad y derechos de las personas, al escuchar públicamente las voces de las personas afectadas, sus sufrimientos y experiencias, expresar la injusticia y la exclusión. Reconocimiento que a su vez obliga a los ofensores a dar cuentas y admitir sus responsabilidades. (ii) compensación, al ofrecer recursos no convencionales, como construcción de conciencia social, de memoria colectiva y de solidaridad, para superar así las relaciones de dependencia y de baja autoestima generadas por los años de injusticia. (iii) ethos, al recordar que el sentido de la injusticia es anterior a la Justicia y esta un intento de darle respuesta, e implica un chequeo a nuestras acciones, interpretaciones y compromisos, que también pueden ser distorsionados por nuestros propios intereses y circunstancias.

El objetivo del presente artículo no consiste en asumir posiciones definitivas sobre el fondo del asunto, sino traer propuestas de contenido sobre Ciudadanía al debate público, para transitar por esta crisis política en un ambiente de discusión e intercambio de ideas sobre el futuro que queremos, llegar en algún momento a consensos y, como venezolanos, iniciar la construcción de una Nación de Ciudadanos cohesionados en torno a la Justicia y la Reconciliación, además del respeto a las libertades, la diversidad y otros aspectos relacionados con el gentilicio, como nuestra cultura, historia, tradiciones, lenguaje, etc.

De interés  De la Web 2.0 a la X.0 no es lo que importa, es cuestión de actitud

Allen, J. (1999). Balancing Justice and Social Unity: Political Theory and the Idea of a Truth and Reconciliation Commission, The University of Toronto Law Journal, Vol. 49, N° 3, p 315-353.

@morellaaranda

Comentarios

Comentarios

Close Menu
Roda Saab Ganam. Empresario parte del entramado de Samantha Gray.
Highfrancys Herrera. Empresaria parte del entramado de Smanatha Gray y Candidata a la Asamblea Nacional por el PSUV.
Mary Luz Gianetti. Empresaria parte del entramado de Samanta Gray.
Samantha GRay en la portada de la revista Caracas dónde confirmaba su relación con Graterón.

Comentarios

Comentarios

De interés  Beneficios de un Gobierno de Transición (Ideas para un debate)