Aunque tu equipo de relaciones públicas parece que lo niega, en política sabemos que cuando el rio suena es porque piedras trae. Lo que significa por lo menos que hay gente calentándote la oreja.

Disculpame que te tutee, pero entenderás que queriendo o sin querer eres parte de nuestra cotidianidad sobre todo alimenticia.

Te escribo para pedirte que no te lances de candidato presidencial. Seguro puede ser una tentación para muchos y seguro hay gente tentándote.

Pero la Venezuela que va a tocar reconstruir va a necesitar empresarios como tú. Con el olfato para ver oportunidades dónde otros ven problemas.

Con la sensibilidad de mantener una empresa socialmente responsable con sus trabajadores y con el entorno.

Esa Venezuela que hay  que rehacer necesitará  ejemplos de empresarios exitosos que propongan al país desde su experticia como empresarios y en el negocio que dominan.

El chavismo logró destruir la imagen de la única empresa pública exitosa que tuvimos en el país. No manches el legado que como empresario has creado lanzándote a la arena política. No porque meterse en la política sea malo sino porque ¿Te imaginas todos los potenciales conflictos de interés que tendrías siendo el propietario de la principal empresa de alimentos del país y además el presidente del país?

Cada potencial conflicto de interés generará una duda, creará un conflicto real o inexistente que terminará por impactar en la imagen que tenemos todos los venezolanos de Polar.

El juego polarizador perfecto

Lorenzo, no te lances de candidato porque sería el perfecto para la polarización que necesita el chavismo. Serás el empresario, burgués, oligarca, explotador. Ese que ha sido denunciado por trabajadores de EFE, del que sacarán y explotaran o exagerarán cualquier cosa de la que te arrepientas en la vida.

La Venezuela que esperamos debe venir necesita que los mejores en sus respectivas áreas se confronten, argumenten y debatan para construir un país con contrapesos respetuoso de todos, y para todos.

Y mal ejemplo sería empezar esa Venezuela con el principal empresario del país como presidente.

De la antipolítica en Venezuela ya hemos tenido bastante. Llegamos a la situación actual porque un militar primero y después muchos militares se metieron en política y ahora no quieren salir de allí.

Aunque te digan lo contrario Lorenzo,  gobernar no es lo mismo que dirigir una empresa. Ni la velocidad de respuesta de un Estado, ni las consideraciones presupuestarias, ni la posibilidad de generar acciones que motoricen la economía para todos y no para un solo sector.

Por eso Lorenzo Mendoza, sigue haciendo lo que mejor sabes hacer y no te lances como candidato presidencial. El país te lo agradecerá.

Menú de cierre