El doctor Rafael Orihuela (@raforih), ex ministro de salud , aseguró que los planes de vacunación deben ser permanentes aunque eso no se realiza en la actualidad. Iniciaban en el mes de septiembre y se ejecutan durante todo el año, bajo un cronograma definido con doce meses de anticipación. Ahora, la cobertura de dicho plan no cumple metas estipuladas, donde buena parte de la población queda rezagada o por fuera propiciando la reaparición de enfermedades endémicas en el país.

Mencionó que es alarmante el brote de epidemias, que habían sido erradicadas en el pasado como la difteria y el sarampión, lo que en su opinión pone en tela de juicio la eficacia de la campaña de vacunación puesta en marcha. Resaltó que estas enfermedades tienen factores de riesgo importantes, con curso clínico grave, que pueden llegar a ocasionar la muerte.

Orihuela señaló que la tasa de mortalidad por difteria en niños menores de un año es de 20%, lo que quiere decir que mueren dos infantes de cada diez. Dijo que al no tener personas vacunadas, a largo plazo  contribuye a la acumulación de epidemias. Explicó que luego de instaladas estas enfermedades sin estricta atención, puede tardarse hasta cinco años para controlar su propagación.

El galeno calificó de “barbaridad” las declaraciones del vicepresidente de la República, Tareck El Aissami, sobre la presentación del carnet de la patria para acceder a las vacunas de forma gratuita, aseveró que el acceso a la salud pública es un derecho que debe ser garantizado por el Estado sin ningún tipo de condiciones. Puntualizó que esa medida incumple los estatutos de Roma que determina los crímenes de lesa humanidad.

Rafael Orihuela, fue entrevistado en el programa “En Este País”, conducido por Andrés Cañizález (@infocracia) y Piero Trepiccione (@polis360), transmitido por la Red Nacional de (@radiofeyalegria)

Menú de cierre