El periodista, especialista en Derechos Humanos Edgar López (@edgarlopezddhh), aseguró que generar división entre los pueblos indígenas que se encuentra n en El Arco Minero del Orinoco, forma parte de las estrategias que implementa el gobierno nacional, como plan para legitimar la explotación llevada a cabo en la entidad.

Detalló que actualmente algunos habitantes de poblados en el Arco Minero se mantienen en disyuntiva por la lucha de las tierras en las que residen desde hace años, mientras que otras voluntades  han cedido a favor, como consecuencia de la implementación de  programas sociales por parte del ejecutivo nacional, lo que ha generado división en las comunidades que no mantienen un mismo punto de vista sobre la actividad minera.

López expuso que según lo que manifestado por el gobierno venezolano la minería sólo tendrá una intervención directa de aproximadamente el 2% de ese territorio, no obstante, explicó que en total son  16 los pueblos indígenas organizados en 198 comunidades lo afectados. Agregó que los trabajos mineros poseen gran impacto a nivel social, cultural y ambiental.

Entre los casos más emblemáticos dentro de esta polémica, el periodista destacó a  Mapoyo, uno de los  16 pueblos que obtuvo un título de propiedad de  tierra, declarado patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, el cual hoy día está siendo tratado por tres empresas mixtas: Parguaza, Metales del Sur y Oro Azul, las cuales tienen autorización del gobierno para explotar el mineral Coltan.  

Edgar López fue entrevistado en el programa “En Este País”, conducido por Andrés Cañizález (@infocracia) y Piero Trepiccione (@polis360), transmitido por la Red Nacional de (@radiofeyalegria)

Menú de cierre