Carolina Jiménez (@cjimenezDC) directora de investigación de Amnistía Internacional para las Américas, afirmó que las continuas  detenciones a funcionarios de oposición son consecuencia de la agudización del patrón que implementa el gobierno del presidente Nicolás Maduro para silenciar  las voces disidentes contra su régimen, mediante el uso del sistema de justicia.

Explicó que este modelo represivo “ilegal contrario a estándares internacionales de derechos humanos” se ha profundizado a partir de la ola de protestas iniciadas en el mes de abril. Agregó que ataques a zonas residenciales, así como también las detenciones arbitrarias son motivo de preocupación y rechazo por parte de organizaciones alrededor del mundo por violentar los derechos fundamentales en el país.  

Jiménez sostuvo que el uso excesivo de la fuerza se ha convertido en la práctica común que utiliza el gobierno venezolano para “restringir la libertad de expresión”. Condenó que se contabilicen más de cien personas muertas en cuatro meses, en el marco del descontento ciudadano y que un gran número sea responsabilidad de cuerpos de seguridad del Estado y colectivos armados.

Comentó que una de las funciones principales de Amnistía Internacional es visibilizar realidades brindando acompañamiento a las víctimas, que muchos Estados quieren ocultar, de igual forma se encargan de documentar los hechos para el futuro, ya que asegura pretenden demostrar que “la impunidad eterna no es cierta”  y que los procesos de justicia tarde o temprano llegaran.

Carolina Jiménez, fue entrevistada en el programa “En Este País”, conducido por Andrés Cañizález (@infocracia) y Piero Trepiccione (@polis360), transmitido por la Red Nacional de (@radiofeyalegria)

Menú de cierre