Beatriz Borges (@BEABOR), directora de la organización Centro de Justicia y Paz (@_CEPAZ) afirmó que en Venezuela no existe libertad plena para la defensa de los derechos humanos, puesto que cada vez es más recurrente la criminalización contra diversas organizaciones sociales y sus principales actores, ejercida por organismos del Estado y funcionarios del gobierno.

Señaló que desacreditación en medios de comunicación y apertura de procesos judiciales forman parte de algunas de las acciones intimidatorias y ataques de las que son víctimas  las instituciones defensoras de los derechos humanos. Agregó que el objetivo primordial de este patrón de persecución corresponde a “anular al disidente”. Puntualizó que Marco Ponce, Marino Alvarado, Provea y Espacio Público se encuentran entre los casos documentados.

La también abogada insistió en que las organizaciones siempre están evaluando la actuación del Estado independientemente de los funcionarios de turno. Añadió que en gobiernos democráticos es permitido el monitoreo de las asociaciones civil y son bien recibidas las críticas para mejorar. “El pensar distinto se ha convertido en un problema para los ciudadanos y ONG´s” dijo.

Pese a las limitaciones, Borges exhortó a las personas a seguir luchando por sus derechos, tomando en cuenta medidas de seguridad, ya que el nivel de riesgo en Venezuela es alto. Asimismo, llamó  a continuar alertando a la comunidad internacional sobre las constantes violaciones.

Beatriz Borges, fue entrevistada en el programa “En Este País”, conducido por Andrés Cañizález (@infocracia) y Piero Trepiccione (@polis360), transmitido por la Red Nacional de (@radiofeyalegria)

Menú de cierre