Reyertas se agudizan y Gobierno dice que frenó “paro armado”

Reyertas se agudizan y Gobierno dice que frenó “paro armado”
Foto: Twitter

Los más de 50 días de protestas en el país desnudan cifras alarmantes de fallecidos, lesionados y bienes dañados, mientras desde el Gobierno nacional se asegura que la violencia de los últimos días buscaba generar un paro armado. Últimas Noticias tiene el reporte.

Declaración. El vicepresidente de la República, Tareck El Aissami, informó sobre los focos específicos de violencia que se han venido suscitado en el país. “Estamos enfrentando a una oposición terrorista de corte fascista”, sentenció al decir que durante las protestas de este 23 de mayo, se presentaron eventos “para forzar un paro armado”.

Acciones. En el marco de las operaciones, detalló que han capturado a 16 terroristas de células armadas en los Altos Mirandinos, estado Miranda,  y que se han incautado 250 mil dólares en materiales que eran empleados para generar incendios y guarimbas;  e indicó que fueron localizados tres camiones con material de bombas molotov.

Rechazo. El Aissami rechazó los “actos terroristas” que se han registrado en las últimas seis semanas, y que a su juicio están siendo financiados por factores pertenecientes a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Bolívar. El alto funcionario aseguró que “un grupo de terroristas asaltaron en Puerto Órdaz las instalaciones del medio de transporte TransBolívar en el que se vieron afectadas 53 unidades (…) Estamos actuando con firmeza, hemos capturado a los dos ciudadanos responsables de estas acciones terroristas quienes ya están a la orden de la justicia venezolana”.

Miranda. El Aissami indicó que el Centro de Diagnóstico Integral (CDI) de Carrizal fue asediado con pacientes, personal médico y personal administrativo dentro de las instalaciones. Así como también el CDI ubicado en el municipio Baruta. Además, detalló que en las instalaciones de Pdvsa La Tahona fueron quemados dos autobuses con pasajeros adentro y una ambulancia que presta servicio a la comunidad.

Protestas. Desde el pasado 1° de abril, la oposición realiza protestas contra la ruptura del orden constitucional denunciado por la Fiscalía General de la República, luego que el Tribunal Supremo de Justicia emitiera unas sentencias en las que asumía las funciones del Poder Legislativo. Los fallos fueron revertidos. En los últimos días las manifestaciones y acciones represivas se han agudizado.

Barinas. Al menos 50 saqueos se registraron este 22 de mayo durante las protestas realizadas en Barinas, al tiempo que se dieron incendios en sedes de instituciones gubernamentales, como el Instituto Autónomo de la Vivienda del estado Barinas (Iaveb),  Secretaría  de Educación, la sede del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) y el Consejo Nacional Electoral (CNE). El caos se apoderó en su totalidad del estado Barinas. La entrada y salida a la ciudad se encuentra bloqueada por barricadas de escombros y objetos que impiden el paso de vehículos, mientras se reportaron cuatro fallecidos y más de un centenar de heridos por perdigones, disparos de proyectiles, metras y otros objetos contundentes.

Allanamientos. El gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, denunció la realización de allanamientos ilegales en San Antonio de Los Altos, así como detenciones en estos procesos, mientras lo propio ocurrió en el sector El Paraíso del municipio Libertador, donde Jesús Armas, concejal de Caracas por Primero Justicia, informó que la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) atacó en las residencias Victoria, Loreto, Las Fuentes, Bosque Pinar y en los edificios conocidos como “Los Verdes”; mientras denunció que civiles con armas largas, chalecos antibalas y sin identificación irrumpieron en las residencias Loreto y destruyeron instalaciones.

Represión. La movilización opositora denominada “Gran Marcha por la Salud y la Vida”, que se realizó este 22 de mayo, solo pudo llegar a la autopista Francisco Fajardo y no hasta la sede del Ministerio de Salud en el centro de Caracas debido a la represión de funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) con bombas lacrimógenas y “ballenas”. La actividad fue encabezada por una cadena humana de médicos, que avanzó y retrocedió continuamente por la actuación policial que tuvo más de dos horas desarrollándose hasta que se logró hacer retroceder a los manifestantes a la altura de Bello Monte. Varios ciudadanos se lanzaron al río Guaire para escapar de los gases lacrimógenos.

 

Menú de cierre