Maduro prorroga por séptima vez estado de excepción

Maduro prorroga por séptima vez estado de excepción
Gaceta Oficial 40.905 del 17 de mayo de 2016

Desde enero de 2016, el presidente Nicolás Maduro mantiene un estado de excepción en el país. El 13 de mayo decidió prorrogar, por séptima vez la medida, pero con algunas variantes. El Universal tiene el reporte.

Medida. El presidente de la República, Nicolás Maduro, extendió el estado de excepción y de emergencia económica en todo el territorio nacional, en medio de un contexto de protesta iniciado el 4 de abril, luego de que la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia emitiera las sentencias 155 y 156, que le quitaban competencias a la Asamblea Nacional.

Norma. En Gaceta Oficial del día 13 de mayo se anunció el decreto, que le permite al Presidente de la República tomar decisiones sin consultar al Parlamento, sobre temas vinculados al abastecimiento en el país. El Poder Ejecutivo, con este decreto, puede intervenir empresas privadas y públicas para garantizar que el sistema distributivo del país funcione.

Novedades. Nuevos alcances en el ámbito social, económico, político y jurídico están incluidos en la extensión del decreto de estado de excepción y emergencia económica suscrito por Maduro, incluso tocando con ello la restricción temporal de algunas garantías constitucionales.

Detalles. En el artículo 3 de la Gaceta Extraordinaria número 6.298 , se indica que el Ejecutivo Nacional podrá dictar otras medidas distintas a las establecidas en el artículo 2, “en el orden social, económico, político y jurídico, que estime convenientes a las circunstancias, de conformidad con los artículos 337, 338 y 339 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, con la finalidad de resolver la situación extraordinaria y excepcional que constituye el objeto del presente decreto e impedir la extensión de sus efectos”.

Argumento. La justificación de estas potestades quedan establecidas en el artículo 1 del nuevo decreto de estado de excepción y emergencia económica, cuando señala que la medida responde a “las circunstancias extraordinarias en el orden social, económico y político, que afectan el Orden Constitucional, la paz social, la seguridad de la Nación, las instituciones públicas, y a los ciudadanos y ciudadanas habitantes de la República”.

Ley. En el artículo 337 de la Carta Magna el que establece que “podrán ser restringidas temporalmente las garantías consagradas en esta Constitución, salvo las referidas a los derechos a la vida, prohibición de incomunicación o tortura, el derecho al debido proceso, el derecho a la información y los demás derechos humanos intangibles”. Luego, según lo establecido en el artículo 338, “podrá decretarse el estado de alarma cuando se produzcan catástrofes, calamidades públicas u otros acontecimientos similares que pongan seriamente en peligro la seguridad de la Nación o de sus ciudadanos y ciudadanas”. Incluye que “Podrá decretarse el estado de emergencia económica cuando se susciten circunstancias económicas extraordinarias que afecten gravemente la vida económica de la Nación”, además de que también “Podrá decretarse el estado de conmoción interior o exterior en caso de conflicto interno o externo, que ponga seriamente en peligro la seguridad de la Nación, de sus ciudadanos y ciudadanas, o de sus instituciones”.

Antecedentes. El 14 de enero del 2016 se anunció por primera vez la medida, nueve días después que se juramentó a la nueva Asamblea Nacional de mayoría opositora, que desaprobó la medida. La mayoría de parlamentarios desde el primer día han denunciado al decreto de ser un instrumento político del Gobierno nacional para su provecho, y que es inútil para resolver el problema de desabastecimiento en el país. El Tribunal Supremo de Justicia avala cada uno de los decretos emitido hasta ahora, pese al reclamo del Poder Legislativo.

Menú de cierre