En 45,3% se redujo oferta aérea nacional desde 2007

En 45,3% se redujo oferta aérea nacional desde 2007

El sector aeronáutico venezolano atraviesa una de sus peores crisis. La falta de divisas, que en el caso de esta actividad económica suma más de cinco años, ha disminuido la oferta de vuelos, al punto que salir del país puede ser una tarea cuesta arriba tanto por los elevados precios de los boletos, como la falta de destinos y conexiones, mientras que en el caso de las rutas nacionales la merma es de casi 50%. En un informe de El Nacional, se dan los detalles del desplome aéreo.

Aristas. Aunado a la falta de dólares para la industria del transporte aéreo en el país, la regulación de las tarifas, ha hecho que cada vez sea más difícil la prestación del servicio aeronáutico  nacional, obligando a las aerolíneas a disminuir significativamente frecuencias y eliminar rutas.

Desplome. De acuerdo al reporte, desde 2007 el número de vuelos nacionales que salió del aeropuerto de Maiquetía, el principal del país, se redujo 45,3%. Exponen que hace nueve año se realizaron 75 mil 154, mientras en 2016 la cifra bajó a 41 mil 82 vuelos. Las cifras fueron extraídas de una comunicación que envió la Cámara de Empresas Venezolanas de Transporte Aéreo (Ceveta) al vicepresidente Tareck el Aissami.

Baja de pasajeros. La caída además se refleja en el uso del servicio. El documento refleja la disminución que ha habido en el volumen de pasajeros. Se indica que en 2007 se movilizaron 7,03 millones de pasajeros, mientras que en 2016 fueron 4,31 millones. Es decir: hubo un decrecimiento de 38,7% en el mercado nacional.

Problemas. Entre las dificultades que han generado la contracción del sector, Ceveta señala la falta de dólares. La cámara recuerda que el servicio de transporte aéreo requiere de una constante inversión en divisas para adquirir las partes, piezas y componentes necesarios para el mantenimiento y adecuación de su flota de aeronaves, bienes que no se fabrican en el país y que deben cumplir con los estándares de seguridad exigidos por el fabricante.

Lapso. Pese a las solicitudes, los operadores de transporte aéreo llevan cuatro años sin recibir divisas para su mantenimiento y para el cabal desarrollo de la actividad aeronáutica, agregó la cámara. “El Estado debe tomar conciencia de que no existe producción de los repuestos y partes necesarias para cumplir con el mantenimiento de las aeronaves; somos del criterio de que el marco del control cambiario debe adecuarse a la realidad social y económica del país, y facilitar la adquisición de las divisas que son necesarias para que las líneas aéreas acometan inversiones en el mantenimiento y sustitución de la flota de aeronaves”.

Tarifas bajas. En el documento Ceveta agrega que además de la escasez de divisas, el precio regulado de las tarifas nacionales no se ajusta a los costos de operación, por lo que cada vez que un vuelo sale de los aeropuertos hay pérdidas millonarias. Uno de los gráficos de Ceveta muestra, por ejemplo, que un vuelo Caracas-Porlamar en una aeronave Boeing MD83, con capacidad  para 163 pasajeros que esté 100% ocupado, tiene un costo de Bs 8,84 millones, sin embargo, solo se cobra Bs 2,68 millones, pues las tarifas están reguladas en Bs 16 mil 479,53; cuando para que no haya una pérdida de Bs 6,15 millones, las tarifas deben subir a Bs 54 mil 235,37.

Occidente. En el caso de un vuelo Caracas-Maracaibo, la pérdida es de Bs 8 millones, pues con un boleto regulado en Bs 20 mil 152,34 los ingresos ascienden a Bs 3,28 millones, aun cuando los costos son de Bs 11,28 millones. La cámara sugiere que el precio del boleto debería ser de Bs 69 mil 223,89.

Oriente. Otro de los ejemplos citados por la cámara es el vuelo Caracas-Maturín, en el que la pérdida es de Bs 8,16 millones. Precisa que con los boletos regulados en Bs 20 mil 392,91, los ingresos son de Bs 3,32 millones, pero los costos son de Bs 11,48 millones. Ceveta dice que la tarifa requerida es de Bs 70 mil 463,58.

Baja. La situación de las aerolíneas extranjeras tampoco es sencilla. Reportes de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (Iata, por sus siglas en inglés) señalan que en los últimos años ha habido una caída constante en el número de frecuencias; además, varias empresas decidieron cesar operaciones. El informe más reciente indica que este año la situación ha empeorado. Al cierre del primer trimestre la venta de tickets para el extranjero cayó 63% en relación con igual período de 2016: entre enero y marzo de este año se emitieron 90 mil 481 boletos internacionales, mientras que en el primer trimestre del año pasado se colocaron 242 mil 205 tickets.

Menú de cierre