Víctimas de protestas: hombres, menores de 30 y muertos por arma de fuego (+Infografía)

Víctimas de protestas: hombres, menores de 30 y muertos por arma de fuego (+Infografía)
Protesta 03 de mayo de 2017. Foto: Twitter

 

 

En las últimas tres semanas se han intensificado las manifestaciones de calle, así como la represión por parte de los organismos del Estado con poco control de la violencia. Hasta ahora, la protesta contra el Gobierno de Nicolás Maduro tiene un resultado lamentable: 35 víctimas y 717 heridos según el Ministerio Público hasta el 3 de mayo, además de 4 personas que murieron en los días siguientes.

Casi todas las víctimas tienen nombre. En su mayoría son jóvenes, hombres, con aspiraciones y sueños. Gran parte de los fallecidos no llegaban a los 30 años y la menor tan solo tenía 2 meses. Aún le lloran: madres que perdieron a su único hijo que no se fue del país, estudiaba en él o que, infortunadamente estaban en la calle cuando una bala les arrancó la vida y no fue por protestar. Un país donde la polarización ha sido cultivada y se enfatizan las diferencias, mientras la oposición manifiesta y el presidente baila salsa en televisión, mientras el oficialismo marcha y alguien lanza botellas congeladas al que piensa distinto.

El fallecido presidente Hugo Chávez llamó “generación de oro” a los atletas que llegaron de Beijing, en el 2008 y decía:

“No vengan a darnos las gracias, somos nosotros los que damos las gracias a ustedes por ser lo que son, por existir como existen y por dar el ejemplo que han dado (…) Hace tiempo hablé de la generación de oro: hela aquí, ha empezado a brillar con luz propia la generación de oro venezolana”.

Ahora, hay una generación que será recordada por otros motivos.

 

El conflicto no parece enfriarse, todo lo contrario. La oposición venezolana formalizó una agenda continua de calle para esta semana, con la participación de los distintos sectores, mientras que las autoridades criminalizan las protestas, militarizan las vías de acceso, ejecutan acciones con el argumento de “la paz” y promueven una Asamblea Nacional Constituyente de origen comunal en la que invitan a la oposición. Esta la rechazó por considerarla ilegal. Este fin de semana fue uno de los tantos en el que se vivieron jornadas pacíficas: el sábado pasado fue la convocatoria de “Mujeres contra la represión” y el domingo “Músicos por la vida”; además, el principal preso político, Leopoldo López y líder de las manifestaciones de 2014, tuvo acceso a la visita de su esposa Lilian Tintori quien denunció la imposibilidad de verlo o que tuviera acceso a sus abogados desde hace más de un mes.

Las organizaciones no gubernamentales de derechos humanos han denunciado el uso desproporcionado de la fuerza, de armas de fuego para control ciudadano, de gas lacrimógeno y el prohibido gas pimienta. Además, condenan la criminalización de la protesta y, recientemente, la aplicación inconstitucional de la jurisdicción militar contra civiles. De igual forma, la fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, se ha pronunciado ante la violación del debido proceso. la violencia contra los manifestantes y “situaciones anómalas” en algunos casos de los detenidos. El Gobierno insiste en afirmar que la oposición es “terrorista” y los acusa de la violencia desatada, mientras las Fuerzas Armadas hacen uso de la inversión militar a su disposición.

A continuación algunos datos sobre los 39 fallecidos. Como una persona no había sido identificada, no fue incluida en algunas de las visualizaciones.

 

En el 2014, la violencia en las manifestaciones de cuatro meses dejó un saldo de 43 fallecidos, de los cuales 18 ocurrieron en Caracas y se reportaron decesos en Carabobo, Lara, Mérida, Miranda, Barinas y Táchira. En el 2017, en menos tiempo hay más víctimas y los focos siguen siendo los mismos pero la represión ha sido mayor, con la participación de civiles armados y paramilitares que intervienen bajo los ojos de las autoridades. Además, está latente el conflicto social tal como ocurrió en El Valle (Caracas) cuando fueron saqueados varios comercios y se reportó casi una decena de electrocutados, así como 5 fallecidos no oficiales -que totalizarían 44 víctimas fatales- que las autoridades no mencionan pero fueron reseñados en diversos medios de comunicación. En Carabobo, más de 60 comercios fueron atacados lo cual ameritó que el Gobierno activara un plan de control militar.

Menú de cierre