Experta brinda nuevos consejos para quienes manipulan o son afectados en espacios cerrados por lacrimógenas

Experta brinda nuevos consejos para quienes manipulan o son afectados en espacios cerrados por lacrimógenas
Foto: Twitter

La profesora de la Universidad Simón Bolívar Mónica Krãuter ha usado de nuevo su cuenta de Twitter para hacer advertencias sobre los peligros del uso y manipulación de bombas de gases lacrimógenos en las protestas antigubernamentales que se desarrollan desde el 4 de abril de 2017 a raíz de las sentencias 155 y 156 del Tribunal Supremo de Justicia que al tratar de asumir las competencias de la Asamblea Nacional y limitar la inmunidad parlamentaria de sus miembros fue denunciado por la Fiscal General, la oposición política y las ONG de Derechos Humanos como un “golpe constitucional”.

La experta en gestión ambiental y Coordinadora del Comité de Seguridad y Salud Laboral de la USB h advertido que “el gas lacrimógeno es un polvillo ácido muy fino, por lo tanto las máscaras para solventes no servirán ni para filtrar ni para neutralizar” por lo que a falta de una máscara especial tipo CS “es preferible usar una barrera física bien impregnada con solución de bicarbonato”. Este tipo de máscaras serían adecuados para resistir la presencia de clorobenzilideno malononitrilo, uno de los gases lacrimógenos usados.

La experta añade a quienes intenten devolver bombas de este tipo en las manifestaciones que las mismas pueden alcanzar los 100 grados centígrados, por lo que recomiendo usar guantes gruesos sobre piel cubierta con bicarbonato. Pero también da recomendaciones en el caso de niños y bebés afectados, ante lo que pide “meterse con ellos en la ducha y rociarles el bicarbonato”.

Añade la también licenciada en química que el fabricante de las bombas que se están usando en Venezuela, la marca Condor (de Brasil), advierte que es peligroso usarlas luego de su fecha de validad “porque sabe que el gas CS con el tiempo se descompone”. Por las fotografías publicadas, además de la fecha de vencimientos, se puede notar en el inventario de productos de la empresa que son modelos GL 309 (granada de gas bola de goma) y AM 500, destinada al entrenamiento.

Modelo GL309
Modelo GL309
AM 500
AM 500

 

Krãuter dice que el gas CS por efecto del tiempo, calor y humedad puede descomponerse en en cianuro (potencialmente letal), cloro (metal pesado que afecta sistema nervioso), ácido clorhídrico (muy corrosivo y puede causar desde irritación de la garganta hasta graves afectaciones respiratorias) y fosgeno (gas venenoso que al contacto con agua se convierte en ácido clorhídrico). En contacto con estos dos últimos los síntomas pueden llevar a la asfixia e incluso la muerte. En otro tuit denunció que usar este tipo de instrumentos después de sus cinco años de vida es un delito por sus graves consecuencias a la salud.

La experta ha advertido esto en otras ocasiones en entrevistas con NTN24 (Video 21 minutos), El Nacional y Circuito Éxitos (Audio con César Miguel Rondón) y ha publicado un detallado informe sobre cómo protegerse del efecto de las lacrimógenas para prevenir daños a la salud. En el mismo pide que los organismos de seguridad sean entrenados y recuerden que deben usarse sólo en manifestaciones violentas y que nunca deben ser usadas en zonas residenciales ni lugares cerrados, así como tampoco cerca de centros de educación o salud.

Jeanfreddy Gutiérrez

Editor Adjunto de El Cambur. Licenciado en Comunicación Social de la Universidad Bicentenaria de Aragua, mención Comunicación y Desarrollo (2010). Egresado del programa Lidera de la Fundación Futuro Presente (2014) y del Diplomado de Periodismo del Tecnológico de Monterrey (2015). Fundador del Picnic Urbano de Maracay. Periodista ambiental y de datos.
Menú de cierre