En el marco del evento La ciudadanía frente a la cirisis ¿Y ahora qué? Organizado por Espacio Público  Susana Rafalli,  experta en seguridad alimentaria en situaciones de emergencia hizo su análisis sobre la situación actual del país. Esto es lo más relevante.

Tengo coincidencias con las propuestas anteriores. De todas las menos macro: comer. Qué digo yo cuando regrese a mi barrio.

Se han dicho dos.

  1. Hay que prepararse para una acción más empoderada para los derechos humanos. Articularnos para la auditoria social, vigilar esto, funcionan los comités de abastecimiento, documentar, evidencias, información.
  2. Tema de la solidaridad, como algo de economía, administración. Cuando nos faltan recursos nos ponemos a economizar. La solidaridad más insólita la vi en Filipinas. La gente toma una casa en hombros y se la lleva a otra parte. No pisarnos la manguera. No es comprar 6kg de harina y el otro que resuelva no funciona. Idea: economatos comunales, al final podemos armar talleres de compras inteligentes, y detectar quiénes pueden estar en mayor riesgo de vida y quebrarse.
  3. Lo tercero, en todas las emergencias de este tipo, un valor agregado es focalizar los esfuerzos en las mujeres. Las cuidadoras de la sociedad. La crisis alimentaria y la crisis de salud, a quien más afecta es a las mujeres. Somos las que dejamos el trabajo para ir a hacer las colas, las que hacemos la comida, las que damos lactancia materna, las administradoras del hogar. esto no lo digo para victimizarnos, aquí hay que focalizar la ayuda que hay que dar.
  4. Lactancia materna, aquí hay una Venezuela que nos trasciende. Estos niños requieren la mejor alimentación posible.  


Estos son los apuntes del sociólogo Félix Ríos.

Menú de cierre