En una rueda de prensa realizada en Londres, Reino Unido, el presidente de Smartmatic Antonio Mugica confirma  “que la diferencia entre la cantidad anunciada y la que arroja el sistema es de al menos un millón de electores”, aunque afirmó que la cifra es un estimado y que sólo con un auditoria se podría saber la cifra exacta. 

En la misma nota de la BBC Mugica afirma que “Pasamos los dos últimos días asegurándonos de que esto que estamos diciendo es verdad, que es preciso”. Sin embargo también dice que decidieron no alertar con anticipación al Consejo Nacional Electoral venezolano.

Es la primera vez que la compañía entra en contradicción con las autoridades electorales de un país. Siempre se le había acusado de tener demasiada cercanía con el gobierno de Hugo Chávez, pero la mayoría de sus clientes hoy en día están fuera de Venezuela y de hecho su sede principal está en Londres.

 

 

 

Menú de cierre