Sasha Solórzano, una senderista que regresó para “repartir esperanzas” con la química industrial

Sasha Solórzano, una senderista que regresó para “repartir esperanzas” con la química industrial

Las moléculas están en todas partes, conformando la materia visible. Como un buen plato de comida, un aditivo químico para la industria petrolera e incluso en el amor, lleno de hormonas que se reflejan en nuestro organismo y cerebro. Para Sasha la química es así, sembrada en los genes por dos amorosos padres ingenieros químicos, con modelos a escala que también hacían de juguetes inspiradores y en su vocación por mejorar la vida del ser humano mediante su aplicación práctica. Fue esa mezcla de añoranza familiar y visión emprendedora la que la trajo de regreso a Venezuela tras pasar tres años como investigadora del Centro de Investigaciones de Polímeros Avanzados de las universidades Universidad de Concepción y del Bío Bío, en Chile.

[read more=” LEE MÁS ” less=”LEE MENOS”]

Allá esta ingeniera de materiales, oriunda de San Felipe, estado Yaracuy pero criada en Aragua y egresada de la Universidad Simón Bolívar donde también obtuvo la maestría, dirigió proyectos en que aprendió la revalorización de los residuos como aprovechables, como un valor ambiental y de eficiencia, especialmente para generar innovación e industria, sustituyendo importaciones. Uno de ellos fue el de empaques bioactivos a partir de desechos de arándanos. “Mi mamá se vio presionada a conformar su propia empresa para vender directamente, así nació Chemelektric, pero además Venezuela es mi casa, un sitio de muchas oportunidades y regresé justo después de las guarimbas, renuncié a mi trabajo de investigadora para distribuir botas de seguridad, grasas y lubricantes e uniformes, unido a la parte técnica, proyectos de desarrollo, y asistencia técnica”, explica.

De interés  ¿Cuánta cerveza produce y consumen los venezolanos?

Pero tras el aprendizaje profesional, también quiso aprovechar el retorno para producir aditivos para las industria papelera, textil, petrolera, química y de alimentos a partir de almidones, desde su extracción hasta su modificación química, cuyo planteamiento le valió el tercer lugar del Concurso Ideas 2016 en la categoría de Negocios. La empresa, con sede en el estado Aragua, ha estado realizando pruebas funcionales con la cartera de clientes de su mamá, que han aumentado la demanda de esta innovación que aprovecha la yuca amarga -con la que se hace el casabe- pero que podría obtenerse de entre el 15% y el 30% de los restos agrícolas y de fabricación de chucherías a partir de cualquier tubérculo, lo que lo hace muy atractivo por la disponibilidad local así como su valor agregado al reducir pasivos ambientales muy contaminantes.

Dentro de un entorno de crisis, pesadumbre e incertidumbre, Sasha está convenida de la transformación nacional por medio del cambio personal y profesional, usando las adversidades como una lección. Incuso la empresa ya produce cloro, lavaplatos, desinfectante y detergente para ropa, mientras en planes futuros también planean incluir servicios para fortalecer la parte eléctrica de equipos para instrumentación y control de procesos. “Siempre soy positiva con mis clientes y conocidos, y trato de ver el lado bueno de lo que estamos viviendo. Entre la crisis uno ha crecido como empresa, hay mucha necesidad en el mercado, y la verdad es que hay que trabajar por lo que sueñas, nadie lo va a hacer por ti. Nos merecemos un país próspero, seguro, democrático, el recurso más valioso de Venezuela es su gente, y hay que repartir esperanza, todo lo que estamos viviendo tiene que servir para crecer como persona, y como sociedad”, dice con un convencimiento que se contagia.

De interés  Ensamblaje automotriz sigue en picada: Chrysler sigue sin producir ni vender nada en 2016 (+infografía)

Prefiere ver las ventajas para sacarle el máximo provecho de forma alegre. “Los retos de una mujer en estos tiempos, sobretodo al ser joven y emprendedora es ganarse el respeto por medio de la preparación y conocimiento técnico de la materia. También tiene sus ventajas en esta sociedad, aquí la gente es muy abierta, y bueno con una sonrisa uno rompe el hielo”, dice enamorada del gentilicio pero más allá del lugar común.

Caminar, tocar, luchar

La superación que refleja Sasha y que espera que se vaya irradiando a su entorno se emite desde sus propios actos. Pianista formada desde los 6 años en el Conservatorio de Música del estado Aragua, en Maracay, es senderista que cada fin de semana sube una montaña, recorre un camino, hace ejercicio. Por tanto, el amor por el país se traduce en recorrerlo, admirarlo, cuidarlo, haciendo turismo interno y con los suyos bien cerquita. Además, habla cuatro idiomas y actualmente está aprendiendo y perfeccionando su alemán, por lo que actualmente busca otros aprendices para practicar esta lengua germánica. “Soy una persona bien dinámica y proactiva, me encanta evolucionar, estos dos años desde que regresé nuevamente a Venezuela han sido un reto, lidiar con la situación país completamente en declive, y crecer como persona y empresa han sido un reto, hay muchas oportunidades, las cuales las hemos sabido aprovechar”.

De interés  ¿Resolverá el Referéndum Revocatorio la crisis en Venezuela?

Además de ser hija de una egresada de la Universidad de Carabobo e hija de otro ingeniero que estudió en Inglaterra que tambien fue profesor en la alma mater carabobeña, la pequeña Sasha acompañaba a su papá a dar clases, laboratorios y cursos. por lo que el ejemplo por el estudio y el esfuerzo fueron permanentes e inculcados como valores. Pero la bioquímica del cariño también se daba en casa, y Sasha es una amantísima cocinera, ávida lectora y muy familiar. Su hermano formó parte del equipo que ganó el concurso venezolano. Y es una nieta orgullosa.

“Nos levantamos todos bien temprano a trabajar, tal como mi abuelo Eloy Euclides Ojeda Parra, quien se levantaba a las 5 a leer, era masón grado 33, una persona de avanzada, recitaba poemas de memoria y te saludaba en 5 idiomas, y mi abuela a levantarse temprano a hacer el desayuno. Soy muy familiar, creo que esa es una de las razones por las que regresé de Chile, me encanta compartir con familiares y amigos, y apoyarlos en las buenas y malas. Me encanta reunirme en grupos a practicar idiomas, subir montañas, y sencillamente compartir las bondades de la vida”, dice una optimista convencida por los hechos y los casos de éxito.

Para saber más puedes ingresar en www.chelelektric.com.ve y su perfil profesional en Linkedin, Sasha Solórzano.

[/read]

 

 

Comentarios

Comentarios

Jeanfreddy Gutiérrez

Editor Adjunto de El Cambur. Licenciado en Comunicación Social de la Universidad Bicentenaria de Aragua, mención Comunicación y Desarrollo (2010). Egresado del programa Lidera de la Fundación Futuro Presente (2014) y del Diplomado de Periodismo del Tecnológico de Monterrey (2015). Fundador del Picnic Urbano de Maracay. Periodista ambiental y de datos.
Close Menu
Roda Saab Ganam. Empresario parte del entramado de Samantha Gray.
Highfrancys Herrera. Empresaria parte del entramado de Smanatha Gray y Candidata a la Asamblea Nacional por el PSUV.
Mary Luz Gianetti. Empresaria parte del entramado de Samanta Gray.
Samantha GRay en la portada de la revista Caracas dónde confirmaba su relación con Graterón.

Comentarios

Comentarios

De interés  ¿Resolverá el Referéndum Revocatorio la crisis en Venezuela?